La salud y nutrición son dos aspectos fundamentales en la vida. De hecho, el cuerpo humano necesitas una gran cantidad de proteínas y vitaminas para mantenerse en forma a largo plazo.

La nutrición se caracteriza por el consumo de la cantidad adecuada de hidratos de carbono, grasas, minerales, agua, proteínas y vitaminas. Si deseas mantener tu salud y estado físico, debes introducir la nutrición como base en tu vida.

consejos-nutricionLa realidad es que estos nutrientes ayudan inmediatamente a conseguir un completo beneficio en la salud, como la mejora en el estado físico y psicológico, mejora del sistema metabólico, mejora de la función renal, incremento de las encimas, la función cardiovascular, aumento de la autoestima y un mejor estilo de vida.  Es por ello por lo que los nutrientes son tan valiosos para nosotros y para nuestro espíritu. Una nutrición adecuada no sólo es una gran parte de nuestra salud física, también mantiene nuestro estado psicológico a largo plazo. Si sumamos complementos como Nitric Max Muscle y Anabolic Rx24, se obtiene un excelente camino para ganar músculo.

Debes combinar los ejercicios adecuados con una buena nutrición. De esta manera puedes estar seguro de que toda tu salud física estará en perfecto estado. Hacer ejercicio es igualmente importante que llevar una alimentación adecuada. Otorga un amplio número de ventajas saludables y puedes estar seguro de que con el ejercicio correcto, tu cuerpo estará mejor. Puedes proponerte con una rutina de ejercicio, como el baile, la natación, yoga, andar o correr.

Es por ello que hoy te traemos estos 10 consejos de salud y nutrición para obtener una vida saludable:

  1. Ingerir alimentos variados que posean grasas, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Este no solo será uno de los mejores consejos de nutrición y salud que haya tomado en cuenta, sino que hace que no se aburra al momento de sus comidas.
  2. No olvides los hidratos de carbono. El pan, la pasta, los cereales y el arroz, son ricos en hidratos de carbono, son los llamados carbohidratos complejos, que si son ingeridos de forma integral contribuyen positivamente.
  3. Frutas y verduras ¡las que quieras! Cinco porciones al día de frutas y vegetales, te proporciona nutrientes necesarios para protegerte de enfermedades, ya que fortalece el sistema inmunológico.
  4. Trata de mantenerte en el peso ideal. Aunque parezca tarea difícil tratar de no superar unas cuantas libras de más, puede ayudarnos en muchas cosas, como, por ejemplo, reducir probabilidades de contraer enfermedades terribles como el cáncer. Apúntate en alguna actividad física que no demande mucha energía para comenzar y mantente activa.
  5. Ingiere raciones moderadas de comida sin eliminar alimentos. Lo ideal en este sentido es, comer un tipo de alimento por grupo en la medida que sea posible, por ejemplo, en el caso de las proteínas 100 gramos de carne es la cantidad exacta del grupo alimenticio al día.
  6. No te saltees comidas. Algunas personas creen que dejar de comer es la solución al sobrepeso ¡error! Contrariamente a lo que se piensa, comer hasta 5 o 6 raciones de alimentos de forma moderada, aumenta nuestro metabolismo y calma la desagradable sensación de hambre o antojos de dulces.
  7. Ingiere muchos líquidos. Se ha hablado mucho del agua al respecto, y para muchos la cifra de 8 vasos al día parece imposible. Lo cierto es que esa cantidad de líquido no tiene por qué venir en forma de agua pura necesariamente, puedes optar por te, infusiones y jugos para compensar la cantidad diaria requerida.
  8. Ejercicio físico. Si pensabas que íbamos a olvidar al ejercicio ¡te equivocas! es importante mantenerse en movimiento y activo, no tiene que ser con un deporte en específico, puedes probar con caminatas e ir poco a poco subiendo los tiempos y aumentando la velocidad.
  9. Realiza los cambios gradualmente. Todos estos consejos de salud y nutrición no deben ser implementados drásticamente, deben ser seguidos poco a poco, para que el organismo se vaya adaptando a ese nuevo estilo de vida.
  10. Equilibrio ante todo. Prémiate de vez en cuando con algún postre o comida favorita, esto estimula tus ganas de continuar y tu motivación.