tip5

Probablemente cuando has ido a entrenar, sobre todo el primer día, notes como tus músculos de repente se sienten y lucen más grandes de lo normal e incluso hayas llegado a pensar que en un solo día ya tuviste resultados, pues no, no es así, esto se conoce como congestión muscular. Estimular una congestión muscular es muy sencillo y fácil de hacer, en especial si trabajar tus músculos por series largas pero de poco peso.

La congestión muscular ocurre cuando los músculos se inflan de sangre, pero esto no dura por mucho tiempo y la ilusión de hinchazón desaparece al terminar las series de entrenamiento. Por ejemplo, supongamos que entrenes bíceps y tríceps, notaras como la circunferencia de tu brazo crece unas cuantas pulgadas e incluso las venas pueden llegar a marcarse en tus bíceps.

Aunque este aumento de volumen en tus músculos sea por cuestión de un momento, tus músculos aun no son lo suficientemente fuertes y debes construir tejido muscular. Lamentablemente la congestión muscular un es una garantía de que en un futuro tendrás un gran crecimiento muscular, sin embargo, este estado del músculo puede resultar muy útil, ya que transporta oxígeno y nutrientes necesarios a los músculos mientras entrenas y hacer ejercicio.

Existen muchas formas de ganar volumen en los músculos de tus brazos, esto lo puedes lograr con series largas de entrenamiento pero utilizando poco peso en tus brazos. Esto no es muy recomendado, ya que la congestión muscular llega a desaparecer muy rápido, y en un corto o mediano plazo esto puede ocasionar un exceso de entrenamiento lo que sería perjudicial para tu cuerpo.

Existen personas que presentan gran dificultad para llegar a lograr una congestión muscular, pero esto frecuentemente se debe a que tienen una alimentación muy pobre o que no saben realizar apropiadamente los ejercicios, por lo que si no llegas a experimentar una congestión muscular, no te preocupes, solo debes tomar que debes alimentarte bien y consultar con un profesional del fitness para que te indique la manera correcta de ejecutar un ejercicio durante tu entrenamiento.

Sin embargo, otro motivo por el que no consigas una congestión muscular, es que no todos los grupos musculares son igual de fáciles de sobrecargar, como por ejemplo, los hombros pueden llegar a ser mucho más difíciles de congestionar, pero los bíceps son muy fáciles de llevar a este estado de congestión muscular.

Los fisicoculturistas entrenan todas las sesiones hasta conseguir una congestión muscular, por lo general, estas personas entrenan entre 1 hora u hora y media con intenso trabajo, que en algunas ocasiones, no llegan a ser suficientes para lograr este estado. Es importante entrenar y trabajar duro mientras llevas los tiempos restantes con un cronómetro. Además de realizar series largas con bajo peso, puedes disminuir los tiempos entre series hasta 30 segundos para así incrementar la congestión muscular.

El cronómetro es una excelente herramienta que te ayudará a llevar los tiempos de descanso entre series, otra manera de llegar a la congestión es por medio de repeticiones negativas. También recuerda tomar complementos que te permitan aumentar testosterona.